death doula?

Alguien que acompaña a la persona que está muriendo y la ayuda en su transición

 

En Estados Unidos existe la figura de la "doula", alguien que acompaña a las mujeres que van a dar a luz. La diferencia entre una doula y una matrona está en que el rol de la doula es guiar, acompañar y sobre todo servir de soporte emocional para la mujer embarazada durante los nueve meses de gestación. Es una asistente que se convierte en una figura de confianza, esencial para la mujer.  Por contraparte, la death doula o doula del alma es alguien que da apoyo emocional y psicológico, además de acompañar, a la persona que va a morir. 

La death doula escucha, calma, acomoda y, sobre todo, está presente. Su cometido es acompañar y servir al otro desde el amor incondicional y el altruismo. 

 

Es una figura relativamente nueva, pero cada vez hay más personas dispuestas a empeñar este rol; complejo, delicado, fundamental. La irrupción de la pandemia de COVID-19 y su expansión a lo largo de los últimos años, ha servido para hacer más  patente el memento mori y tener conciencia de dos premisas rotundas:

1. Todos, sin excepción, vamos a morir.

2. Todo lo que nace es susceptible de morir en cualquier momento.

 

Esta mayor conciencia de la posibilidad del accidente y, sobre todo, de la enfermedad, ha hecho que muchas personas comprendan la necesidad urgente de enfrentarse a la muerte (aceptarla, entender qué supone para ellos, qué implica, cómo quieren abordarla) sin esperar a que un acontecimiento trágico los aboque a abordar el tema sin ninguna preparación y en un estado emocional frágil.   Como decía Montaigne  ya que "no sabemos dónde la muerte nos espera; aguardémosla en todas partes".